Existen soluciones para las ciudades más afectadas por el cambio climático