Nuevos proyectos abordan los efectos socioeconómicos del COVID-19 en poblaciones vulnerables

21 de septiembre de 2020

¿Qué programas son más eficaces para proteger a los trabajadores informales de América Latina contra los impactos de la pandemia de COVID-19? ¿Qué paquetes de estímulo ayudarán a los países africanos a reconstruir economías que sean más inclusivas y ecológicas? ¿Qué intervenciones garantizarán la seguridad de los refugiados rohingya y las comunidades cercanas en Bangladesh durante y después de la pandemia?  

 

Joba Akter works as a fruit vendor in Dhaka, Bangladesh. She is wearing a mask to avoid the spread of COVID-19.
UN Women/Fahad Abdullah Kaizer
 

Estas son solo algunas de las numerosas preguntas de investigación que se abordan en 21 nuevos proyectos (que incluyen investigaciones en 42 países) para comprender las repercusiones socioeconómicas, mejorar las respuestas existentes y generar mejores opciones de política para la recuperación de la pandemia.

Esta iniciativa de apoyo rápido de tres años y CAD 25 millones se centra en las poblaciones y regiones más afectadas, mientras busca promover la igualdad de género y abordar las formas en que la pandemia de COVID-19 ha profundizado las vulnerabilidades existentes.

La investigación se centrará en las políticas económicas para mitigar el impacto y potenciar la recuperación; los esfuerzos para proteger a las empresas informales, los pequeños productores y las mujeres trabajadoras; y los enfoques democráticos para promover la rendición de cuentas, la inclusión y la participación cívica. 

 

Políticas económicas de apoyo y recuperación

 

El Cambodia Development Resource Institute encabeza un consorcio que estudia los efectos de las políticas en las trabajadoras vulnerables y las pequeñas empresarias para fundamentar las políticas e iniciativas durante la fase de recuperación en Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam.

La Overseas Development Initiative viene generando datos, análisis y asesoramiento para los países más afectados como Bangladesh, Kenya, Perú, Sri Lanka y Tanzanía a fin de hacer frente a la recesión y la recuperación del COVID-19 con inclusión, igualdad de género y sostenibilidad.

El African Economic Research Consortium dirige investigaciones en Etiopía, Kenia, Senegal, Sudáfrica y Zambia para evaluar las repercusiones económicas desiguales y específicas de género de la pandemia (incluida la inseguridad alimentaria y la malnutrición) y sugerir respuestas de política.

  • Mitigación de los efectos socioeconómicos de COVID-19 y fomento de la capacidad de recuperación post pandemia en Uganda

El Economic Policy Research Centre está generando pruebas sobre los efectos de la pandemia en las microempresas, las pequeñas y medianas empresas, y sobre la eficacia de la respuesta del gobierno para apoyar la recuperación económica de Uganda.

Dirigida por el South African Institute of International Affairs, esta investigación sobre las opciones fiscales, monetarias y de programación en seis países tiene por objeto apoyar una reconstrucción económica sostenible y resiliente al clima que incluya a los grupos vulnerables.

 

Protección de negocios informales, pequeños productores y trabajadoras

 

Mediante una encuesta a gran escala de trabajadoras domésticas, trabajadoras en casa, vendedoras ambulantes y recicladoras en 10 ciudades de todo el mundo, el proyecto tiene por objeto fundamentar políticas y medidas para proteger a las mujeres que trabajan en el sector informal.

  • Economías más allá de las emergencias: evaluación de los efectos de las respuestas políticas de COVID-19 en los trabajadores informales de la India, Kenia y Uganda

El Centro Internacional de Investigaciones sobre la Mujer está analizando los efectos de la pandemia en tres países, en particular el incremento en el riesgo de violencia de género, para elaborar un programa viable que apoye a las mujeres que trabajan en la economía informal. 

La Université Cheikh Anta Diop de Dakar está estudiando las repercusiones de la pandemia en los pequeños negocios informales de Benin, Camerún, Marruecos, Níger y Senegal, prestando especial atención a los problemas concretos que enfrentan las mujeres y a las opciones de apoyo personalizado para ellas. 

El proyecto generará evidencias para mitigar el impacto de la pandemia en los sistemas agroalimentarios y fortalecer el sector en Chile, Colombia, Ecuador y Guatemala.

El Grupo de Análisis para el Desarrollo está evaluando innovaciones de política en la cadena de suministro de alimentos, servicios de empleo y sistemas de protección social para apoyar la actividad económica, y proteger a los trabajadores y pequeños productores en Ecuador, Perú y en un país de América Central (por determinar).

Dirigido por el Instituto de Análisis e Investigación de Políticas de Ruanda, un consorcio está recopilando datos sobre las repercusiones de la pandemia en miles de hogares y empresas para que los formuladores de políticas puedan mejorar las medidas de apoyo socioeconómico.

El Sustainable Development Policy Institute está armando un mapa de las pequeñas y medianas empresas formales e informales de Pakistán y evaluando la eficacia de un conjunto de medidas de estímulo para llegar a ellas, apoyar los medios de vida y garantizar la seguridad alimentaria.

Mediante el uso de modelos de simulación, el Partnership for Economic Policy dirige investigaciones en 14 países de África, Asia y América Latina para analizar los efectos de la pandemia en la pobreza y la desigualdad de los hogares, y la eficacia de las diversas respuestas de política.

Para comprender las repercusiones socioeconómicas de la pandemia y mejorar las políticas públicas, incluida la prevalencia de la violencia doméstica, en particular entre los trabajadores informales y los jóvenes, el Centre ivoirien de recherches économiques et sociales está evaluando los cambios recientes en las actividades, los ingresos, el consumo y el bienestar en cuatro países del África occidental. 

Un consorcio dirigido por Research ICT Africa examina el papel de la digitalización para dar mayor visibilidad a las empresas informales, proteger a los trabajadores y a los pequeños productores, y apoyar el acceso inclusivo y con igualdad de género a las ayudas y los servicios durante la pandemia en seis de las economías emergentes del mundo.

 

Promoción de la rendición de cuentas, la inclusión y la participación cívica 

 

La African School of Economics dirige investigaciones pertinentes para las políticas sobre los efectos de la pandemia en el sector informal, por ejemplo, el comercio minorista en los mercados públicos, y sobre los patrones cambiantes en la violencia y las actitudes hacia el Estado en tres países africanos.

Un consorcio dirigido por la Arab Reform Initiative está evaluando el impacto de la pandemia y los programas de respuesta en función del género, incluidas las iniciativas lideradas por la comunidad y los mecanismos de supervisión ciudadana en materia de protección social en Egipto, Jordania, Líbano y Túnez.

La Universidad BRAC está aprovechando la colaboración entre los refugiados rohingya, las comunidades de acogida y los organismos humanitarios de Bangladesh para crear conjuntamente enfoques que reduzcan los riesgos de seguridad para los grupos vulnerables durante y después de la pandemia.  

La Asociación de Investigación y Estudios Sociales dirige investigaciones en El Salvador, Guatemala y Honduras para determinar y abordar los problemas que enfrentan los migrantes que retornantes en lo que respecta a la reintegración laboral y la violencia de género.

Asuntos del Sur encabeza un consorcio que estudia el impacto de la pandemia en las relaciones sociales, la confianza entre grupos y la acción colectiva para mejorar la rendición de cuentas y nuevos modelos y enfoques equitativos para la participación ciudadana en seis países de América Latina.

  • COVID-19 y la problemática juvenil en África: impacto, respuesta y medidas de protección 

Dirigido por la Organización para la Investigación en Ciencias Sociales en África Oriental y Meridional, este consorcio analizará los efectos de la pandemia en los jóvenes de ambos sexos y reforzará su capacidad para contribuir a las actividades de respuesta y mitigación en Etiopía, Kenya y Uganda.

 

A través de esta iniciativa, el IDRC también ofrecerá oportunidades para crear capacidades donde sea necesario, promover el aprendizaje entre los socios de investigación y brindar apoyo para la traducción del conocimiento. Este apoyo fortalecerá los esfuerzos para llegar a los actores relevantes en los gobiernos y otros sectores que pueden implementar las medidas necesarias para proteger a los que más sufren y para asegurar la equidad y la sustentabilidad durante el período de recuperación.

La respuesta mundial a la pandemia de COVID-19 debe garantizar la igualdad de género, los derechos y la inclusión, así como la sostenibilidad y la resiliencia ambiental. Las respuestas basadas en evidencias pueden respaldar esos esfuerzos y contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.