Pasar al contenido principal
Summary
Esta asociación de cinco años de duración y 11 millones de dólares canadienses de inversión tiene como objetivo apoyar sistemas alimentarios más saludables y sostenibles en África Oriental.

El IDRC y la Fundación Rockefeller se han asociado en una iniciativa de financiamiento de investigación de cinco años por 11 millones de dólares canadienses llamada “Catalizando el cambio para sistemas alimentarios saludables y sostenibles”. La asociación tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables y de bajos ingresos en África Oriental que enfrentan la doble carga de desnutrición y amenazas ambientales tales como el cambio climático.

El reto

El cambio climático y la desnutrición global son los problemas globales predominantes de nuestro tiempo porque amenazan todos los aspectos del desarrollo humano y el bienestar ambiental, incluyendo los derechos de las personas a alimentos seguros, asequibles, saludables y sostenibles. Comprender y mejorar los sistemas alimentarios mundiales se encuentra directamente en la intersección de la salud mundial con la sostenibilidad ambiental y la equidad para las poblaciones vulnerables, incluyendo las mujeres y las niñas.

Durante las últimas cinco décadas, los sistemas alimentarios mundiales y los patrones dietéticos humanos han cambiado sustancialmente, pasando de dietas tradicionales compuestas predominantemente de alimentos más saludables y mínimamente procesados ​​hacia dietas cargadas de alimentos ultraprocesados. Estos patrones dietéticos son los principales contribuyentes al aumento desenfrenado de la desnutrición mundial y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta, tales como la obesidad. Actualmente, el 14% de las muertes en África Oriental son atribuibles a riesgos dietéticos individuales. Si no se logra controlar esta tendencia, para el 2030 se estima que las muertes por enfermedades relacionadas con la dieta superarán las muertes por enfermedades infecciosas.

Las transiciones hacia dietas poco saludables e insostenibles no solo han aumentado la carga de la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta, sino que también han contribuido a la degradación ambiental y al cambio climático.  Desafortunadamente, los efectos los experimentan los más vulnerables de la sociedad, y las mujeres y los niños se ven afectados de manera desproporcionada. Estos sistemas alimentarios y transiciones de consumo también dañan y degradan los ecosistemas naturales a través de prácticas explotadoras e insostenibles de uso de la tierra.

Por último, los nuevos cambios alimentarios en todo el mundo están promoviendo o agravando aún más las desigualdades sociales y económicas, y las poblaciones ya vulnerables se enfrentan de manera desproporcionada a las cargas sanitarias y ambientales derivadas de sistemas alimentarios inadecuados.

A pesar de estos desafíos, la investigación ofrece oportunidades prometedoras para aprovechar el poder de los sistemas alimentarios para mejorar la salud de la población y crear entornos más sostenibles y resilientes.

La asociación

“Catalizando el cambio para sistemas alimentarios saludables y sostenibles” buscará formas de mejorar nuestra comprensión de la compleja interacción entre la competitividad del mercado de diferentes alimentos, las vulnerabilidades individuales y familiares y los impulsores de los hábitos de compra de alimentos en África Oriental. La asociación sintetizará nueva evidencia para enfoques multidisciplinarios que aborden el desafío de lograr dietas saludables, equitativas y sostenibles, y analizará los medios para frenar los crecientes niveles de desnutrición y enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.

Sobre la base de la experiencia colectiva del IDRC y la Fundación Rockefeller para invertir en investigación en países de ingresos bajos y medianos, esta asociación apoyará a investigadores y partes interesadas en África Oriental (inicialmente Etiopía, Kenia, Ruanda, Tanzania y Uganda) para desarrollar más sistemas alimentarios equitativos y sostenibles al tiempo que se promueve una alimentación saludable.

La investigación financiada a través de esta iniciativa será de alta calidad, interdisciplinaria y accesible. También estará impulsada por la experiencia local y arraigada en los principios de equidad social y de género, sensibilidad cultural y viabilidad económica. Los resultados de la investigación estarán destinados a apoyar a los gobiernos de África Oriental y a otras partes interesadas clave en el diseño de políticas, reglamentos y esfuerzos de educación pública para desarrollar sistemas alimentarios saludables, equitativos y sostenibles.

Dentro de este objetivo general, los proyectos financiados explorarán una o más de las siguientes áreas de investigación:

  • Políticas y regulaciones públicas efectivas

Estas incluyen investigaciones para informar a  Esto se basa en políticas globales exitosas que han reducido la demanda de productos alimenticios no saludables (tales como impuestos, etiquetado y políticas de marketing) y aplica las lecciones aprendidas de estas experiencias para estimular la demanda de alimentos saludables.

  • Entornos empresariales propicios

Investigación que proporciona el fundamento económico para que las empresas inviertan en alimentos saludables y sostenibles al mismo tiempo que presentan un caso de negocios para reducir o eliminar sus inversiones en alimentos no saludables e insostenibles. Esto reconoce que las fuerzas del mercado son influencias poderosas en la dieta de las personas y que los actores comerciales pueden y deben ser participantes activos y comprometidos en el diseño y promoción de sistemas alimentarios saludables y sostenibles.

  • Empoderando a las comunidades y a los consumidores

La investigación tuvo como objetivo generar una mayor demanda local de alimentos protectores asequibles y sostenibles, y promover políticas públicas eficaces y responsables.

Explore proyectos de investigación que apoyamos.

Partners