Declaración de Igualdad del IDRC

logo

El IDRC se esfuerza por asegurar la igualdad en todos los aspectos de su trabajo. Apoyamos la producción de conocimientos que aborden los sistemas que perpetúan las desigualdades basadas en la identidad. Este conocimiento puede provenir de personas de diferentes orígenes de género, de diferentes comunidades y con diferentes historias y experiencias.

Las desigualdades existen en múltiples categorías de identidad que se interrelacionan, como las siguientes: género, orientación sexual, edad, clase social, color de piel, casta, origen étnico, estatus de ciudadanía, religión y capacidad. La adopción de un enfoque interseccional de la igualdad reconoce estas diferencias e incluye la diversidad como un factor esencial para promoverla.  Como la desigualdad de género es un obstáculo significativo en todas las dimensiones de la diversidad, el IDRC emprende iniciativas específicas para garantizar que su trabajo promueva la igualdad de género.

El IDRC reconoce que la fortaleza y la credibilidad de su trabajo se apoyan en un doble enfoque. En primer lugar, la diversidad y la inclusión están integradas en nuestras políticas, prácticas y sistemas internos. En segundo lugar, nuestros programas de investigación tienen en cuenta la diversidad y la inclusión como dimensiones fundamentales de la calidad de la investigación, y buscan promoverlas en todo el mundo.

Reconocimientos:

  • El género se refiere a diferencias creadas socialmente que se identifican como masculinas y femeninas, y es no binario y diverso. Estas diferencias se basan en la dinámica de poder entre personas de distintos géneros, en normas de género y en estereotipos que provocan y refuerzan la desigualdad de oportunidades y de recursos entre los géneros. Así, se produce la discriminación y la exclusión de personas cuyo género tiene menos poder social, que por lo general son las niñas, las mujeres y las personas que se identifican como LGBTIQ2+.
  • Las mujeres, las niñas, las personas LGBTIQ2+ y otros grupos marginalizados suelen enfrentar obstáculos estructurales persistentes para alcanzar la igualdad en los países en vías de desarrollo, y tienen derecho a alcanzarla.
  • El logro de la igualdad varía según el lugar y debe enmarcarse en los contextos socioculturales, políticos y económicos de las distintas regiones donde trabaja el IDRC. De manera similar, la desigualdad no es estática y puede modificarse con el tiempo.

Principios

1. Respeto por las personas, compromiso y transparencia. Tratar a todas las personas con respeto, dignidad y justicia es fundamental para cumplir nuestro mandato y mantener relaciones sólidas con las partes interesadas. Esto contribuye a un entorno laboral seguro y sano, y promueve el compromiso, la apertura y la transparencia.

2. Resonancia y relevancia en el mundo. Las investigaciones financiadas por el IDRC se alinean con principios acordados a nivel mundial, como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y otros marcos y metas sistémicos que se relacionan con la igualdad de género y la inclusión.

3. Coherencia. Para alcanzar los objetivos de igualdad e inclusión mediante las investigaciones, el IDRC debe predicar con el ejemplo, es decir, nuestras políticas y prácticas internas deben ser coherentes con nuestro mandato y nuestra estrategia. Esto significa que el IDRC promueve una cultura laboral (mediante su código de conducta, sus políticas y sus acuerdos colectivos) que promueve el respeto, la diversidad y la inclusión, en consonancia con nuestra estrategia y nuestras metas. La inclusión de todas las personas y de las ideas que estas generan es uno de los grandes motores de nuestra innovación.

4. Alianzas equitativas. El IDRC promueve y fomenta consideraciones de diversidad y de inclusión en las alianzas que forma con beneficiarios, financiadores y otras partes interesadas en Canadá y en todo el mundo.

5. Participación de las partes interesadas en las investigaciones para el cambio. El IDRC financia investigaciones en asociación con investigadores expertos y activistas que conocen el contexto específico y que trabajan para transformar normas, desigualdades y estereotipos injustos en sus países y comunidades.

6. Calidad de la investigación. La atención a la diversidad y la inclusión es una dimensión fundamental de la calidad de las investigaciones.

7. Elemento esencial en la estrategia. El IDRC trata la diversidad y la inclusión como una parte explícita y fundamental del desarrollo y la ejecución de su estrategia.

8. Rendición de cuentas. Para el IDRC, la rendición de cuentas en la monitorización, la evaluación y el aprendizaje es de suma importancia para mejorar su trabajo en materia de diversidad e inclusión.